23 de septiembre de 2016

Senderismo: Fasgar, Campo de Santiago, Colinas del Campo (León) Spain












"Camino de Santiago de la Montaña", así es como se denomina esta ruta donde vamos a recorrer trece kilómetros por la Sierra de Gistredo entre torrentes de aguas cristalinas, fuentes y exuberante floración que crece entre robles, acebos, abedules o serbales. Este recorrido fue muy popular hasta la publicación del Código Calixtino en siglo XII que dio origen al Camino Francés.

Se inicia el camino en la plaza de Fasgar, sobre el río Gordo que discurre subterráneo. Transcurrirá una hora larga para salvar los tres primeros kilómetros ascendiendo hasta llegar al collado. Mitiga la subida la sombra de la montaña que nos cobija y las fuentes que vamos encontrando por el camino como la Fuente del Abedul, con  tres caños. También veremos versos tallados en las piedras. Por fin, a una altura de 1640 metros llegamos al collado del Campo de Santiago desde donde se contemplas las majestuosas montañas del Bierzo. Comienza la bajada, casi siempre, sobre un suelo pedregoso, en ocasiones difícil e intransitable, hasta  llegar a la ermita tras haber recorrido más de tres kilómetros. Esta ermita se halla situada a 1487 metros de altitud y se nos muestra bella y airosa en medio del paisaje. La etapa siguiente es la bajada hacia Colinas. En este lugar, hubo un tiempo en que los romanos pasaban el oro de un valle a otro. Se divisan varios saltos de agua de gran belleza mientras el bosque nos va acompañando. Por esta zona, algo más escarpada, entre un tupido bosque nos encontramos con humeiros, chopos, cerezos y serbales. La fuente de San Juliano nos ofrece el agua con propiedades curativas.  Por fin llegamosnos a Colinas del Campo de Martín Moro Toledado, el nombre más largo de España. Este pueblecito, declarado conjunto histórico-artístico por la Unesco es de una gran belleza. Las calles empedradas, el agua del río que discurre entre las casas va dejando, a su paso, su sonido característico. La mirada se dirige hace las casas, todas de piedra y tejados de pizarra. Las balconadas de madera repletas de multicolores y bien cuidadas flores. Un imagen bellísima y relajante. Nos llama la atención la ermita con el arco que se empina por encima de la calle. Cuenta la historia que en el siglo X, en el Campo de Sanatiago se libró una fuerte batalla entre las tropas de Ramiro II y las de Almanzor. Las tropas musulmanas iban comandadas por Martín Moro, natural de Toledo, de donde procede el nombre de la localidad.

Esta valle es de origen glaciar  y está rodeado de peñas que superan, en ocasiones, los 2000 metros como el Catoute, Valdeiglesias, donde nace el río Boeza, afluente del Sil.

En el mismo Campo de Santiago existió un hospital para peregrinos llamado Armenia.

No hay comentarios: